Inicio Caminata a Montserrat Crónica Badalona Montserrat Junio 2.018

Crónica Badalona Montserrat Junio 2.018

9 minutos última lectura
0
17
79

Si las ediciones anteriores fueron una experiencia única, La quinta edición fue algo inolvidable. Básicamente porque como finalmente no hubo consenso organizativo, un buen día me dio el subidón, pille la mochila, y decidí irme solo desde Badalona.
La condición que me puso la familia para llevar a cabo esta caminata era no caminar en horas nocturnas, por lo que tuve que partir la caminata en tres etapas y la retomare más adelante donde la deje en esta ocasión, que fue la primera etapa del camino de Sant Jaume, Monasterio de Montserrat – Igualada.
Así que si las condiciones lo permiten iré continuando en grupos de 4 o 5 días hasta alcanzar el camino Francés para continuar hasta Santiago, donde ya tengo realizado desde San Juan Pie de Puerto hasta Pamplona

“Recorrí un largo camino, durante mucho tiempo.”
TOM HANKS - Forrest Gump

Salí de casa que serían las 8 de la mañana, al caminar solo fui bastante deprisa, casi a 6 por hora, pienso que tampoco era necesario ya que a las 2 de la tarde ya estaba comiendo en Terrassa, pero ya sabemos como va esto, a veces ponemos la directa …

No encontré absolutamente a nadie, quizás por ser un día de cada día: 1 de Junio de 2.018

“Sal de tu zona de confort. Sólo se puede crecer si estás dispuesto a sentirte incómodo y molesto al intentar algo nuevo.”
-Brian Tracy

No hay pérdida, está todo muy bien señalizado. Bueno también es la quinta vez que hago este recorrido.

Este es el único lugar de todo el camino que tiene alguna dificultad añadida. Por un lado hay que atravesar la carretera general de 4 carriles, 2 de cada sentido de la circulación, pero además han instalado unos separadores ‘new jersey’ que no conviene ponerse a saltarlos, por lo que hay que caminar por el  margen derecho de la calzada aproximadamente unos 50 metros para poder cruzar la carretera, después por el margen izquierdo caminaremos unos 100 metros más y ya podremos volver a la pista de montaña

Por Vacarisses la ruta transcurre tranquilamente por pistas de montaña que alternan con algún tramo a través de una urbanización muy tranquila donde el silencio es continuamente roto por los ladridos de los perros a mi paso.

De nuevo a la pista de montaña que nos llevara a vacarisses. Ya se puede observar nuestro objetivo al fondo.

Descanso en la estación de Vacarisses, donde me meto un buen bocata de atún que me da fuerzas para llegar a Monistrol, donde me meteré una tortilla de patatas para afrontar el último tramo de subida al Monasterio

Pequeños pasos de agua que encontramos en la urbanización de Vacarisses. Poco a poco vamos acercándonos a Monistrol.

Ahora toca bajar a Monistrol y volver a subir al Monasterio de Montserrat, en esta bajada se hacen muy útiles los bastones, el terreno es bastante irregular y serán de gran ayuda para no cargar demasiado las rodillas.

Una vez en Monistrol, cuelgo mi mochila para meterme una torti de papas y una botellita de agua para afrontar el ultimo tirón

Por fin he llegado al tramo de escaleras, el objetivo está muy cerca. Desde aquí apenas quedarán ya unos 45 minutos para llegar al monasterio

Acogida en Montserrat, el hospitalero este día era Rafa

El albergue de Montserrat es un albergue poco concurrido, aunque poco a poco pasan por el muchísimas personas que dejan un poquito de su historia en alguno de sus murales, yo compartí mi estancia con dos peregrinos más, un chico Danés que se dirigía a Santiago y un chico ruso que también iba a Santiago pero montado en una bicicleta de esas que solo tienen una rueda. Mi destino era continuar a Igualada y regresar a casa, ya que no disponía de más días libres.

Albergue de peregrinos de Montserrat
Albergue de peregrinos de Montserrat

Algunos peregrinos dejan su mensaje en el libro de visitas del albergue.

Ya me he duchado y ubicado mis cosas en el albergue, ahora tengo la tarde libre para visitar a la Moreneta y asistir a la Bendición del peregrino que se realiza una vez terminada la misa de vespres

En el Hotel Abat Cisneros los peregrinos podemos cenar por 10 euros,  no se pueden elegir platos ya que el menú del peregrino lo tienen previamente seleccionado, dos platos más postre y café,  agua para beber  y pan. Es más que suficiente para reponer fuerzas, además de que está todo muy bueno.

El que da, no debe volver a acordarse; pero el que recibe nunca debe olvidar

Si dejas salir tus miedos de tu vida, tendrás más espacio para vivir tus sueños

Después de un buen desayuno en el albergue con todas las cosas que otros peregrinos han dejado empezamos a caminar hacia Igualada

Siguiendo flechas amarillas sin pérdida

Pequeños “altares” que encuentro en el camino hacia Igualada

Llegada a Igualada y final de mi camino en la estación y vuelta a casa. En cuanto disponga de unos días libres lo retomare para intentar llegar a Lérida.

Cargue Más Artículos Relacionados
Cargue Más Por Edu lekKer
Cargue Más En Caminata a Montserrat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros Artículos del Blog

Los Estrechos del río Ebrón